Todos los riesgos del ciclismo tienen protección

 En Estilo Heliocare

Estos días de primavera invitan a pasar más tiempo al aire libre y el ciclismo se presenta como una actividad muy atractiva para los amantes del deporte y la naturaleza. Pocos saben que la aparición de la primera bicicleta con pedales en 1839 se atribuye a un escocés llamado Kirkpatrick Macmillan. Desde entonces, los cambios en la mecánica y el diseño han sido evidentes, pasando por el velocípedo, la bicicleta de seguridad o la de montaña.

 

Hoy en día, cuando llega el fin de semana, los carriles bici y los caminos de nuestro país se pueblan de amantes de la naturaleza y el ciclismo. No faltan los equipamientos más profesionales, además de los aconsejables cascos, pero muchas veces olvidamos otra protección también fundamental para la salud: el fotoprotector. Es cierto que en los últimos años hemos adquirido consciencia de los daños que provocan las radiaciones solares, pero sigue habiendo muchas personas que no le dan la importancia que merece.

 

En próximas publicaciones haremos un repaso de las principales rutas cicloturísticas de nuestro país. No obstante, no está de más que tengamos en cuenta uno de los riesgos que supone un deporte tan placentero como el ciclismo. Un fotoprotector adecuado nos protegerá de las radiaciones solares y nos permitirá disfrutar de un paseo agradable y revitalizador.

Recent Posts
Comentario
pingbacks / trackbacks
  • […] Si vives en ciudad, septiembre es un mes ideal para desplazarse en bici. Las temperaturas bajan y el pedaleo se hace menos sofocante, pero los días son aún muy luminosos y suaves por lo que no es necesario abrigarse de modo que se puede disfrutar del viento y el sol en nuestra piel… eso sí, con responsabilidad (como ya os aconsejamos en nuestra entrada sobre los riesgos del ciclismo). […]

Deja un comentario