Toda una vida al sol…

 En Necesidades/Patologías

Cuando The New England Journal of Medicine presentó a la opinión pública el caso de este estadounidense, pocos podían creer lo que tenían ante sus ojos: una cara completamente deformada en su mitad izquierda. Se trataba de un ejemplo evidente de envejecimiento prematuro de la piel, atípicamente gruesa y agrietada. La pregunta entonces era automática: ¿Qué le había sucedido?

 

La respuesta sorprendió a propios y a extraños: se trata de un conductor de camiones de reparto que, durante 28 años, estuvo expuesto a las radiaciones solares durante sus jornadas de trabajo. ¿El resultado? Hiperqueratosis, comedones abiertos y elastosis nodular, muestras de incidencia de los rayos UVA y UVB en la piel. Un estudio más exhaustivo detectó la presencia de milium en los folículos pilosos. Todo ello eran consecuencias atribuidas directamente a un síndrome: el de Favre-Racouchot, también conocido como dermatoheliosis, ocasionado por la exposición crónica al sol.

 

Como indicamos en un artículo anterior, los efectos de las radiaciones UVA y UVB en la piel pueden llegar a ser muy graves. Por un lado, las radiaciones UVA llegan hasta la dermis y provocan daños en el colágeno y la elastina de la piel, fotoenvejecimiento y cáncer cutáneo. Por otro, los rayos UVB alcanzan la epidermis y alteran el sistema inmunitario, llegando a producir eritemas. De ahí, la necesidad de proteger correctamente la piel con un factor de protección solar adecuado al fototipo de cada persona.

 

Quizá, si el protagonista de este estudio hubiese tenido a su disposición toda esta información, habría tomado las medidas oportunas para evitar las consecuencias que ahora padece. Sabemos que su caso no es el único, pero al menos nos sirve de ejemplo para comprobar los efectos de las radiaciones UV y tratar de evitar que se siga repitiendo.

Publicaciones recomendadas

Deja un comentario

(*)Los datos facilitados son responsabilidad del GRUPO CANTABRIA LABS.
Sus datos serán utilizados para: resolver su consulta, la gestión de su candidatura ante las posibles vacantes, y/o permitirle incluir comentarios en nuestro blog. La empresa no tiene previsto realizar ninguna cesión salvo que fuera necesaria la comunicación a otras empresas del GRUPO CANTABRIA LABS para resolver la consulta o si su perfil se ajustara a alguna vacante existente en alguna de las empresas del GRUPO CANTABRIA LABS. Le informamos de que puede acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos, solicitar su supresión, limitación al tratamiento, portabilidad u oposición al tratamiento de los datos con las finalidades apuntadas en cualquier momento mediante el envío de un email a lopd@cantabrialabs.es. Para más información puede acceder a nuestra Politica de Privacidad