¡A San Fermín venimos!

 En Estilo Heliocare

Cada verano, Pamplona recibe a miles de personas atraídas por una de nuestras fiestas más internacionales: San Fermín. Como todos sabemos, uno de los visitantes más ilustres de La Fiesta fue el premio Nobel Ernest Hemingway. Si él se sintió atraído por los sanfermines, estamos seguros de que no fue por casualidad.

 

Aunque el momento más señalado de estas fechas son los encierros, no se trata de lo único que se puede hacer en la capital navarra durante estos días. El programa está repleto de actividades, desde la madrugada hasta muy avanzada la noche. Destacan, claro está, el conocido Txupinazo, que marca el inicio de las fiestas, o las comparsas de gigantes y cabezudos, que recorren las principales calles de la ciudad para que los más pequeños vivan un momento muy especial y los no tan jóvenes revivan su niñez.

 

¿Sabías que hasta 1591, la fiesta de San Fermín se celebraba el 10 de octubre? Entonces, ¿por qué cambiaron la fecha al 7 de julio? Por supuesto, ¡por el sol! El mal tiempo de otoño no dejaba mucho lugar al disfrute de los Sanfermines. ¿Y ahora? Al celebrarse en verano, el buen tiempo está mucho más asegurado, pero siguen existiendo ciertos riesgos que bien merecen algunas recomendaciones: utilizar ropa y calzado cómodos, teniendo en cuenta que por la noche puede refrescar; llevar gorro o sombrero y gafas de sol con filtro UV que nos protejan del sol; y aplicar un fotoprotector adecuado para nuestro fototipo cada 2 horas para evitar los efectos más perjudiciales de las radiaciones UV.

 

¿Y lo más importante? Disfrutar, disfrutar y disfrutar. Algo que se agradece en estas fechas es una sonrisa y buen humor. Fiestas como las de San Fermín son el mejor lugar para hablar, reír y conocer a mucha gente. Si este año ya no puedes, marca esta fecha en el calendario y resérvate para 2013. ¡La diversión está asegurada!

Publicaciones recomendadas

Deja un comentario