Un bronceado diez

 En Necesidades/Patologías

Llega el verano y muchos de nosotros queremos lucir una piel bronceada, suave y de aspecto saludable. Muchas veces, parece una contradicción, ¿verdad? Sin embargo, todo depende de cómo llegues a conseguir el moreno. Nosotros te vamos a dar 5 consejos para poder conseguirlo…

 

1. Protégete. Cuando hablamos de broncearnos, muy pocas veces tenemos en cuenta la salud de la piel. Una exposición prolongada a las radiaciones solares tendrá consecuencias negativas en la misma, ya que los rayos UVA y UVB perjudican a nivel inmunológico, del ADN celular de la piel, antioxidante y del fotoenvejecimiento. Queda claro que es necesario protegerse, ¿verdad?

 

2. Evita exponerte al sol las horas centrales del día, cuando los rayos solares inciden con mayor intensidad.

 

3. Cuidado con los “trucos caseros”, ya que no son otra cosa que mejunjes que, cuanto menos, podrían provocar quemaduras en la piel. Aceite de oliva, de girasol o de coco, manteca de cerdo, zumo de limón, ¡incluso Coca-Cola! Ante todo, tenemos que tener cierto sentido de la responsabilidad,

 

4. Elige tu fotoprotector en función del fototipo de tu piel con el fin de conseguir un bronceado gradual y saludable.

 

5. Aplícalo media hora antes de la exposición. Además, no olvides hidratarte y utilizar un sombrero o gorro.

 

No obstante, muchas personas quieren potenciar el moreno natural de su piel. La pregunta es: ¿a cualquier precio? La respuesta siempre debe ser no. Tenemos a nuestra disposición diferentes productos avalados por estudios científicos que potencian el bronceado, como Heliocare Bronze. Uno de sus ingredientes, el forskolin, contribuye a estimular la producción natural de melanina, que es el protector natural del cuerpo frente a las radiaciones solares y el responsable de que la piel se ponga morena. Si quieres lucir una piel bonita y bronceada, no te la juegues. Un producto mal elegido podría fastidiarnos el resto del verano.

Publicaciones recomendadas

Deja un comentario