Vida al sol y corriendo

 En Estilo Heliocare

 

Las carreras populares, carreras de media y larga distancia son disciplinas deportivas que han adquirido una fama inimaginable. Cada vez son más las personas que deciden salir a correr a diario por el simple placer de hacer algo de ejercicio o, en muchos otros casos, como preparación para alguna de las cientos de pruebas que existen. Las condiciones para hacer este deporte no son muy exigentes: ropa deportiva cómoda, muchas ganas y, por supuesto, la protección solar adecuada para evitar las quemaduras solares.

 

Existen multitud de pruebas de diferentes dificultades y con gran variedad de propósitos. Como ejemplo tenemos el Rock ‘n’ Roll Madrid Maratón, una carrera que lleva celebrándose desde 1978 en el mes de abril. Se trata de una carrera popular de 42 kilómetros de distancia y que posee una participación masiva, en 2012 se llegó a alcanzar un registro de más de 20.000 participantes.

 

Practicar deporte, respirar aire puro, mantenerse en forma, reírse con los amigos, compartir logros son motivos que llevan a la gente a participar en las pruebas que asociaciones, diputaciones, federaciones… proponen. Para muestra de la cantidad de carreras que existen, tan solo este fin de semana de octubre podemos encontrarnos hasta con 7 carreras en España: la media maratón de Valencia (21 km), la carrera de la ciencia de  Madrid (10 km) o la II carrera de la mujer Fundesem en Alicante (10 km) entre otras. Existen muchísimas páginas web que nos permiten estar al día de las carreras que se celebran.

 

Vivimos en un país con un clima que nos permite pasarnos casi todo el año haciendo actividades al aire libre: correr, paseos a caballo, deportes invernales o, en verano, los deportes náuticos. A veces asociamos el cuidado de la piel y la fotoprotección a momentos en los que vamos a estar expuestos directamente al sol pero, es muy importante tener en cuenta que durante otoño e invierno y realizando actividades tan sencillas como salir a correr por un parque, exponemos nuestra piel a la radiación solar y corremos el riesgo de dañarla. No debemos olvidar que los rayos UVA y UVB no dejan de incidir sobre el cuerpo y, por lo tanto, debemos protegernos siempre que vayamos a salir a la calle.

Publicaciones recomendadas

Deja un comentario