Dori Ruano, una vida a pedales

 En Habla el Experto

 

En Vida al Sol queremos poder contar con grandes personas que nos ayuden a concienciar a la gente de la importancia de cuidar la piel frente a las radiaciones solares.

 

Dori Ruano es un ejemplo de constancia en el trabajo, esfuerzo y lucha contra los elementos. Durante los próximos meses vamos a contar con su colaboración para enseñarnos la mejor forma de practicar deporte, profesional o amateur, y no descuidar la piel al practicarlo bajo el Sol.

 

Hoy, Dori Ruano cuenta a los amigos de Vida al Sol su trayectoria y los cuidados que se deben tener cuando dedicas tu vida a estar bajo el Sol.

 

Heliocare: Con un palmarés indiscutible, campeona mundial en pista, campeona de España en ruta y en pista, diploma olímpico, Premio Reina Sofía a la mejor deportista femenina… pero al margen de todo esto, ¿cómo es Dori Ruano?, ¿de qué manera cambia su vida cuando, en 1987, comienza a competir?

 

Dori Ruano: Cambia la vida de forma radical, de terminar los estudios de COU. y empezar Empresariales, hasta dejar los estudios e irme a Madrid, a la Residencia Blume, para dedicarme a preparar los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. De seguir en Salamanca con una vida tranquila a empezar a viajar conocer mundo, otras culturas y empezar a tener experiencias que poco a poco van forjando tu personalidad.

 

H: Los logros le llegaron muy pronto, ¿fruto del esfuerzo o de alguna capacidad innata?

 

DR: Creo, ahora que ha pasado el tiempo, que los logros vienen de la cabeza, de la motivación y de la capacidad de superación, pero también determinados por la educación de mis padres. Vengo de una familia muy humilde de siete hermanos, en la cual siempre vi cómo mis padres trabajaban para sacarnos adelante, con esfuerzo y sacrificio. Para mí, eso es lo que ha marcado mi vida y mi etapa profesional.

 

En resumen, esfuerzo y sacrificio, una educación en valores, en familia.

 

H: Como deportista de élite el entrenamiento es crucial. ¿Qué hábitos de preparación llevaba: frecuencia, dificultad, condiciones climatológicas…?

 

DR: Durante los primeros años de trabajo en Madrid, en la Blume, llegue a entrenar cuatro sesiones diarias con la metodología rusa, unas cinco horas diarias. Daba igual que lloviera o que nevara, había que entrenar, las condiciones de la competición no se eligen.

 

Cuando volví a Salamanca en 1993, comencé los estudios de Magisterio de Educación Física. Estudiaba por la mañana de 9 a 14 horas y entrenaba por las tardes una sesión de bicicleta, unas tres horas de media al día.

En el último año de mi carrera de estudiante (1997), me llaman de la Selección Española de Pista, me vuelvo a ilusionar con el ciclismo y empiezo un régimen de concentraciones en Palma de Mallorca y en Valencia. Empecé a hacer dos sesiones de entrenamiento diarias, por la mañana carretera y por la tarde en pista.

 

H: A estos entrenamientos con la bici, suponemos que hay que incorporar otros que no requieran salir a la carretera pedaleando. ¿De qué manera se preparaba tanto psicológica como físicamente cuando no lo hacía encima de una bicicleta?

 

DR: En mi época la parte psicológica estaba más ligada al entrenador y seleccionador. La verdad es que he sido fuerte en el aspecto psicológico. El hecho de entrenar con hombres y en situaciones de extrema dificultad hace que tu mentalidad sea muy competitiva y optimista. También influye el carácter de cada persona. Como he comentado anteriormente, de pequeña he visto a mis padres salir adelante con trabajo y esfuerzo, eso marca y te ayuda en el futuro, hagas lo que hagas en tu vida.

 

H: Además de un buen entrenamiento, ¿qué otros cuidados debe llevar una profesional que se pasa tantas horas bajo el Sol?

 

DR: Yo he sido una persona que he vivido bajo el Sol, nunca mejor dicho, y cuando comencé a estar expuesta tantas horas al Sol mi piel siempre tenía un enrojecimiento en mi cara y muchas marcas del sol: las gafas, el casco… La dermatóloga y Ángela (la chica que cuida de mi cara) me ayudaron a concienciarme de la importancia de la protección solar a través de “Pantalla” (así lo llama Ángela) o cremas de protección total. Ahora, cuando ha pasado el tiempo, me doy cuenta de que gracias a esa prevención mi cara no está tan castigada ni tan deteriorada por el paso de las horas del sol y del aire.

 

H: Según cuenta en su página web, hubo momentos de desilusión. ¿Qué le hizo seguir adelante? ¿De qué manera se motiva Dori Ruano?

 

DR: Tengo un carácter muy positivo y optimista. Los problemas no tardan mucho en salir de mi cabeza. Tengo un lema y es que a aquello que tiene solución, pues se la pongo si realmente puedo; y lo que no tiene solución por mi parte, no puedo hacer nada y no merece la pena perder el tiempo.

 

De pequeña odiaba ir al dentista, un día me iban a sacar una muela y mi madre me dijo “llores o te rías, te la van a sacar igual, así que tú sabrás cómo lo afrontas”. Desde entonces esa frase la llevo siempre en mi cabeza y la aplico para cualquier aspecto de mi vida.

 

H: Cuando, en septiembre de 2005, termina su carrera deportiva profesional, ¿qué se le pasa por la cabeza?

 

DR: ¡Uff! Me fui desilusionada con el mundo del ciclismo en general porque había luchado muchos años, dando pedales y enfrentándome con dirigentes por el tema de la desigualdad y la discriminación de la mujer.

 

Al Secretario de la RFEC y al Presidente en ese momento les dije que deberíamos cobrar la misma dieta que cobraban los hombres que corrían el Mundial. Yo tenía sponsor y estaba bien pero tenía compañeras que eran profesionales y no tenían ni beca ADO, ni beca de Federación, ni patrocinador… Me parecía injusto ya que la había pedido en el año 1995 y 10 años después nada había cambiado. Realmente el dinero era lo de menos, era el hecho en sí. No habíamos avanzado nada a pesar de que habíamos conseguido muchos títulos mundiales.

 

Reflexionas y piensas que te vas, con títulos y papel mojado, y que a las chicas que vienen no les dejas ningún legado, no les dejas un futuro, y eso me entristece.

 

H: Ya estamos en 2013, ¿qué metas u objetivos se ha marcado para este año?

 

Hace dos años decidí terminar mi Licenciatura de CAFYD (Ciencias de la Actividad Física y el Deporte) y poder realizar el CURSO UCI (Unión de Ciclismo Internacional) de Entrenador de Alto Rendimiento en Suiza. Actualmente estoy en un momento de formación como entrenadora de ciclismo de Alto Rendimiento y me gustaría, en un futuro cercano o lejano, entrenar a chicos y a chicas para poder llegar a lo más alto del rendimiento, sin olvidarme de la base, tan necesaria para que la pirámide del deporte funcione.

 

También estoy terminando en la Universidad de Extremadura en Cáceres un Curso de Entrenador Personal.

 

Con la experiencia en mi época de corredora y las horas que he pasado, sobre todo los últimos años, detrás de un libro y del ordenador, espero poder transmitir todo y ponerlo en manos de las generaciones actuales de deportistas. 

 

Recent Posts
Comentario
pingbacks / trackbacks

Deja un comentario

(*)Los datos facilitados son responsabilidad del GRUPO CANTABRIA LABS.
Sus datos serán utilizados para: resolver su consulta, la gestión de su candidatura ante las posibles vacantes, y/o permitirle incluir comentarios en nuestro blog. La empresa no tiene previsto realizar ninguna cesión salvo que fuera necesaria la comunicación a otras empresas del GRUPO CANTABRIA LABS para resolver la consulta o si su perfil se ajustara a alguna vacante existente en alguna de las empresas del GRUPO CANTABRIA LABS. Le informamos de que puede acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos, solicitar su supresión, limitación al tratamiento, portabilidad u oposición al tratamiento de los datos con las finalidades apuntadas en cualquier momento mediante el envío de un email a lopd@cantabrialabs.es. Para más información puede acceder a nuestra Politica de Privacidad