El fútbol, fuente de salud y valores

 En Estilo Heliocare

 

El fútbol es el deporte preferido por la mayoría de la gente en España y en Europa principalmente. Ya sea por simple pasión por un equipo profesional o por la práctica habitual con amigos, compañeros de trabajo o en las escuelas de fútbol. El trabajo en equipo, el esfuerzo y la actividad al aire libre aportan educación, salud y, en el caso de los jóvenes, valores.

 

La práctica de deporte, en sus diferentes formas, ha venido creciendo exponencialmente en los últimos años. Cada vez es más habitual ver a gente corriendo por los parques, practicando tenis o saliendo a montar en bicicleta, sin olvidarnos de las carreras populares que cada vez son más multitudinarias.

 

Desde el colegio, el instituto, las escuelas municipales de fútbol, hasta llegar a las ligas entre empresas o entre amigos que muchos clubs deportivos organizan, el fútbol amateur es, igual que el profesional, el deporte preferido por casi todos. Además de los propios beneficios que toda actividad deportiva aporta al cuerpo como la mejora la capacidad cardiovascular, la potencia de la musculatura, la estimulación del tiempo de reacción, etc. el fútbol dota a sus participantes de una visión de equipo que lucha por un mismo objetivo: ganar.

 

Como cualquier actividad física, el fútbol requiere de cierta preparación previa para evitar lesiones musculares u óseas. Un calentamiento previo al partido que se vaya a jugar permitirá poner en marcha los músculos y dotarlos de la elasticidad necesaria para evitar tirones u otro tipo de lesiones. Por otro lado, de la misma manera que no se nos ocurriría ir a jugar un partido con zapatos, tampoco debemos olvidar la equipación básica que dependerá de tipo de terreno en el que vayamos a jugar. En cuanto a la ropa, camiseta, pantalón y calcetines, será necesario que sean cómodos y transpirables. Como ya hemos contado a menudo, la actividad física provoca deshidratación y, la eliminación del sudor no será posible si usamos prendas que no transpiren.

 

No es difícil encontrarnos cada fin de semana por las mañanas a cientos de jóvenes que van a jugar los partidos semanales a los campos de sus pueblos o ciudades. Su bolsa preparada y en ella todo lo necesario: camiseta, calzas, pantalones y las botas de fútbol, pero debemos pensar que, tanto los jóvenes como los adultos, nos vamos a pasar las siguientes 2 ó 3 horas del día en un campo al aire libre y expuestos al Sol. Como sabemos, esto va a suponer ciertos beneficios para el cuerpo pero sólo podremos disfrutar de dichos beneficios si actuamos con prudencia y nos protegemos del Sol utilizando un fotoprotector, siempre adecuando el tipo de protector solar y la cantidad y frecuencia de aplicación a las necesidades de nuestra piel.

 

¡Amigo no te despistes! En el fútbol, ya sea al practicarlo o al ir a ver a hijos o amigos jugar, no olvides que el Sol siempre está presente, incluso cuando hay nubes, y que debemos protegernos de él, tanto nosotros como los nuestros.

 

Publicaciones recomendadas

Deja un comentario