Actividades para mayores al aire libre

 En Estilo Heliocare

Realizar actividad física es muy recomendable a cualquier edad pero a medida que incrementamos los años a nuestras espaldas más aún. Y es que el realizar algún tipo de ejercicio -y no es necesario que sea deportivo-  se aumenta la masa muscular, la capacidad pulmonar, se mejora la resistencia a la fatiga (tan habitual a partir de determinadas edades), los reflejos se intensifican, los huesos y las articulaciones se mantienen y aumentan su movimiento, de manera que disminuye el riesgo de caídas y sus consecuencias.

 

Otro aspecto que no hay que perder de vista en este tipo de actividades físicas es que en muchas ocasiones se realizan en grupo, de forma que también se propician los contactos sociales en un colectivo que a menudo tiene dificultada para establecer nuevos vínculos de amistad, y con el ejercicio conjunto se produce un aumento de las relaciones con los compañeros de equipo o con las otras personas que coinciden con nosotros.

 

Si además las actividades físicas se realizan en el exterior existen beneficios añadidos: el aire puro y el contacto del sol con la piel obran maravillas en el organismo. Por un lado, la exposición solar (moderada y controlada) siempre usando cremas con alto factor de protección solar, contribuye a la síntesis de vitamina D, esencial para el metabolismo óseo), además de mejorar el humor y aumentar el tono general vital… Además,  el ejercicio en espacios abiertos, en contacto con la naturaleza, favorece la oxigenación de los tejidos y, es una opción más barata que acudir a un gimnasio 😉

 

Caminar es la actividad más recomendada y la más practicada por las personas mayores de 65 años, los paseos por el parque o el senderismo por el campo son una fuente de salud y bienestar, pero los más atléticos pueden lanzar se a correr o a montar en bicicleta. Además hay otras actividades como jugar a petanca o músicoterapia que también se practican al aire libre y que requieren menos esfuerzo físico.

 

En los parques de muchas ciudades españolas, se han habilitado circuitos de entrenamiento cardiovascular y de acondicionamiento muscular para los mayores, con aparatos y ejercicios guiados para trabajar los diferentes grupos musculares. Para ponerse manos a la obra sólo es necesario tener ganas y llevar ropa amplia y cómoda que deje transpirar, adaptada a la temperatura ambiente de la época y el lugar en que se realice el ejercicio físico, así como un calzado flexible y deportivo.

 

Para notar los beneficios en la salud de este tipo de actividades es más importante la constancia que la intensidad: con 30 minutos, tres veces a la semana, es más que suficiente para la mayoría de personas.

 

 

Publicaciones recomendadas

Deja un comentario

(*)Los datos facilitados son responsabilidad del GRUPO CANTABRIA LABS.
Sus datos serán utilizados para: resolver su consulta, la gestión de su candidatura ante las posibles vacantes, y/o permitirle incluir comentarios en nuestro blog. La empresa no tiene previsto realizar ninguna cesión salvo que fuera necesaria la comunicación a otras empresas del GRUPO CANTABRIA LABS para resolver la consulta o si su perfil se ajustara a alguna vacante existente en alguna de las empresas del GRUPO CANTABRIA LABS. Le informamos de que puede acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos, solicitar su supresión, limitación al tratamiento, portabilidad u oposición al tratamiento de los datos con las finalidades apuntadas en cualquier momento mediante el envío de un email a lopd@cantabrialabs.es. Para más información puede acceder a nuestra Politica de Privacidad