La Radiación Visible

 En Necesidades/Patologías

Terminamos en “Vida al Sol” con las radiaciones, hablando de la visible. Se le llama así porque representa el rango de radiaciones que el ojo, o mejor dicho el cerebro humano es capaz de interpretar como luz y color.

 

Durante mucho tiempo esta zona del espectro ha sido la única accesible al estudio de la astronomía, y el análisis de la radiación emitida o reflejada por los cuerpos celestes en este rango ha conducido a multitud de descubrimientos.

 

El espectro visible comprende las radiaciones electromagnéticas con longitudes de onda entre 400 nm y 800 nm, se trata del intervalo del espectro electromagnético en el que el Sol presenta su máxima emisión. Dentro de ese rango es posible establecer  clasificaciones  por su color, en su conjunto, forman el color blanco, pero, esta luz blanca, se descompone en siete colores. ¿Recordáis cuando nos lo enseñaban en el cole? son: rojo, anaranjado, amarillo, verde, azul, añil y violeta.

 

De la cantidad de radiación solar que alcanza la piel, aproximadamente el 45% es luz visible. Igual que la infrarroja las visibles tienen la capacidad de penetrar en nuestra piel, pudiendo llegar hasta las capas más profundas.

 

La piel se ve expuesta durante largos periodos de tiempo a la luz visible y como mecanismo de defensa dispone de diferentes cromóforos endógenos como la hemoglobina, la riboflavina, la melanina, el betacaroteno y la bilirrubina, que son capaces de absorber esta radiación.

 

Si bien, es verdad que existen estudios ya por el año 1962, no ha sido hasta hace muy poco cuando se ha estudiado con más profundidad los efectos de la luz visible en nuestro organismo y se ha demostrado que la radiación visible, concretamente la región azul violeta que es la más próxima al UVA produce efectos muy similares a la radiación UVA : fotoenvejecimiento, pigmentación, daño indirecto en el DNA celular.

 

Pero no podemos olvidar los beneficios. La luz en sí misma, es un beneficio, del cual los humanos difícilmente podríamos prescindir. Gracias a ella se produce la fotosíntesis es decir la conversión de materia inorgánica en orgánica, y como todos sabemos la vida en nuestro planeta, se mantiene gracias a las plantas, tanto acuáticas como terrestres, dentro de una “envoltura viva” que se llama biosfera, donde estamos incluidos todos los seres vivos que poblamos el planeta.

 

Durante estas tres semanas en “Vida al Sol” hemos vistos las diferencias entre las radiaciones, pero es importante destacar que los expertos sugieren que hay que tratarlas en su conjunto, no como partes separadas y que incluso los efectos de una se pueden ver potenciados por las acción de otra. Por eso, cuando vayas a escoger un fotoprotector es importante que elijas aquel que te ofrezca la cobertura más amplia.

Publicaciones recomendadas

Deja un comentario