En Vida al Sol, nos vamos de vacaciones

 En Estilo Heliocare

En “Vida al Sol” nos vamos de vacaciones, ya tenemos todo preparado: la maletas, la sombrilla, las toallas, la nevera para el picnic…

Pero no queríamos irnos sin compartir unos consejos, para los que igual que nosotros utilizáis el coche en verano para ir a vuestro lugar de vacaciones.

 

Pues bien, como ya sabéis prestar mucha atención a la seguridad vial como siempre, pero además en verano hay algunos puntos en los que debemos aumentar esa atención, tanto en los trayectos cortos como en los largos. Por supuesto, antes de salir de viaje debes realizar el mantenimiento del coche y hacer una puesta a punto, para evitarnos sorpresas desagradables.

 

Pero os recordamos otras cosas básicas que debéis tener en cuenta:

 

¡Venga arrancamos!

 

Para empezar… Si eres de los que llevas la casa a cuestas, todo debe ir bien colocado en el maletero para que no incomode a los pasajeros ni entorpezca tu visión.

 

¡Relájate estás de vacaciones!

 

No tienes prisa, olvídate de los agobios y el estrés del día a día, una vez en la carretera, no te pongas una hora de llegada, sólo sirve para presionarte. El tiempo de tu viaje dependerá de las condiciones de la carretera y del tráfico.

Los que viajáis con niños, ya sabéis lo que supone que se pasen durante horas “encerrados’ en un espacio pequeño, por lo que os aconsejamos por vuestro bien, hacerles el viaje lo más ameno posible. Un DVD portátil con alguna de sus “pelís” favoritas, música, sus juguetes… Si no, el tiempo que tardéis en llegar al destino puede resultar eterno para todos.

Haz descansos frecuentes para que puedan estirar las piernas, ir al servicio y evitar mareos y tómatelo con calma, mucha calma.

 

¡Todos con el cinturón!

 

Bueno, aunque todos ya lo sabéis, no está de mal recordarlo. En verano, solemos relajarnos y pensamos que en los trayectos cortos, ya sabes, la típica vuelta de la playa, eso del cinturón sobra.

Por favor, todos atados y bien atados, desde el más mayor a los más pequeños. En sus sillas homologadas debidamente asegurados, adaptadas a su edad, peso y altura. Un despiste al volante, por leve que sea, puedes pagarlo muy caro.

 

 

Y para terminar…en verano, el sol puede ser muy molesto, así que no olvides las gafas de sol, ajustar los parasoles del vehículo,  ¡Y fotoprotegerte! El sol nos alcanza porque atraviesa sin problema los cristales de los coches permitiendo que pase una cantidad significativa de radiación UVA, eso quiere decir que antes de salir toda la familia a ¡ponerse crema!.

Bueno, pues ya estamos preparados, ¡VÁMONOS! os deseamos a todos que descanséis mucho y paséis unas fantásticas vacaciones, nos vemos a la vuelta 😉

Publicaciones recomendadas

Deja un comentario