Vuelta a la realidad

 En Estilo Heliocare

Ya hemos estrenado septiembre, parece que fue ayer cuando nos despedíamos ¿verdad? y os dábamos consejos como desconectar en verano. Se acabo lo bueno, ese viaje que tanto planeamos, los momentos de diversión y ocio junto a la familia o amigos… que rápido pasa el tiempo en vacaciones.

 

Toca regresar a la rutina y es normal sentirnos apáticos e incluso algo tristes ¡Pero ánimo! Aquí tenéis a todo el equipo de “Vida al Sol” preparándoos una serie de consejos para evitar la temida depresión postvacacional.

 

En realidad muchos especialistas dudan de que técnicamente pueda aplicarse este término, ya que una depresión es algo mucho más serio que este fenómeno.  Como decíamos, es cierto que nos cuesta volver a adaptarnos a los horarios, exigencias, rutinas pero apenas nos dura entre 4 y 7 días de media, pasado este tiempo esa sensación de cierta tristeza, irritabilidad, pérdida de apetito o del sueño, desaparece.

 

De todos modos, si nos hiciste caso y durante este verano has logrado desconectar por completo y ahora vas como un “alma en pena” por el pasillo de tu casa o trabajo aquí tienes nuestros consejos básicos para un regreso a la rutina con optimismo:

 

Para empezar, piensa en positivo, las cosas que te hacen sentir bien, por ejemplo disfruta del reencuentro con tus compañeros de trabajo.

 

Adelanta el fin de las vacaciones, tómate un par de días de transición y pásalos tranquilamente en casa antes de volver al trabajo, procura acostarte antes y descansar bien los días previos.

 

Si normalmente no duermes siesta, evítala antes de tu vuelta a la “cruda realidad”

 

Tras unos días fuera de casa en un hotel, apartamento, camping…. Valora las comodidades de tu hogar.

 

Organiza actividades de ocio para tu tiempo libre que te sirvan de distracción e incluye la practica de algún deporte al aire libre, pero recuerda siempre con protección ¿eh?. Viene muy bien para descargar tensiones y dormir muy relajado por las noches.

 

Reduce la ansiedad mediante la relajación, paseos, yoga o meditación. Dedica unos minutos al día a ti mismo para evitar aumentar la resistencia personal al estrés.

 

Y para terminar puedes planear tu próximas vacaciones en seguida, o alguna actividad que te haga una especial ilusión. Así tendrás algún aliciente a la “vuelta de la esquina”

 

¿A que os hemos convencido? pues ya sabéis, mucho ánimo, que ya no queda nada para Navidades ;).

Publicaciones recomendadas

Deja un comentario