El Sol nos pone de buen humor

 En Necesidades/Patologías

Como decía Víctor Hugo “La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano”…y debe ser verdad porque incluso los niños cuando dibujan un sol lo hacen con una enorme sonrisa.

 

Esta semana en nuestro blog “Vida al sol” hablamos de otro de los beneficios del sol para nuestro organismo, la relación directa que existe entre la exposición solar y nuestro estado de ánimo.

 

Pero, ¿es esto cierto o es una leyenda? ¿nos afecta realmente el clima?. La respuesta es indudablemente que sí.

 

Por supuesto que nuestro estado de ánimo en general está influido por múltiples variables que nos rodean y que son absolutamente ajenas al sol. Pero, está demostrado que las temperaturas agradables y las horas de sol ocasionan que estemos más positivos y de mejor humor. En cambio, cuando hace frío o llueve en exceso estamos más desanimados y fatigados.

 

El ser humano busca un bienestar climático de ahí que cuando se producen cambios bruscos en el clima se provoca una desestabilización del organismo que puede influir en nuestro estado de ánimo.

 

Pero ¿por qué produce el sol este efecto en nosotros?

 

La exposición solar, aparte de aportarnos vitamina D como vimos hace unas semanas, aumenta el nivel de serotonina que genera nuestro cuerpo. La serotonina es un neurotransmisor del sistema nervioso central que se encarga de hacernos “sentir bien”. Esto significa que a mayor luz solar más alto será nuestro nivel de serotonina y por tanto más animados y eufóricos estaremos. Y por el contrario a menor luz solar más bajo será el nivel de serotonina y en consecuencia estaremos más tristes y apáticos pudiendo llegar incluso a ocasionarnos insomnio, depresión o trastornos alimenticios.

 

Además del sol, existen otros factores que afectan al nivel de serotonina en nuestro organismo. Por ejemplo el alcohol, la cafeína y el estrés disminuyen el nivel de serotonina y por el contrario, el ejercicio físico, los alimentos ricos en carbohidratos y en triptófano (aminoácido precursor de la serotonina) presente en alimentos como las nueces, el plátano, la piña… aumentarán nuestros niveles de serotonina.

 

Bueno en definitiva todos conocéis el famoso refrán “A mal tiempo buena cara”. En la vida nos pasan cosas y no siempre son las que esperamos, hay que saber sobrellevarlas siempre con optimismo y por supuesto no dejar en manos del clima nuestro humor ¿no creéis?.  Aunque está claro que un poco de sol y buen tiempo ayuda…

Si quieres tener unos niveles de serotonina por las nubes, en cuanto puedas mucha “Vida al Sol”, eso sí, siempre bien protegidos. 😉

Publicaciones recomendadas

Deja un comentario