La Dra. Lorea Bagazgoitia, nos habla de fotoenvejecimiento

 En Habla el Experto

Hoy en nuestro blog tenemos la suerte que nos visite, la doctora Lorea Bagazgoitia, dermatóloga de Madrid y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), de la International Dermoscopy Society (IDS) y de la International Society of Teledermatology (ISTD).

Además la doctora, es creadora de Blog de Dermatología-Dra. Lorea Bagazgoitia. Os animamos a visitar este blog que desde una perspectiva cercana y accesible, pero con un gran rigor científico nos acerca a la Dermatología General, Pediátrica y Estética.

El fotoenvejecimiento, es el envejecimiento de la piel debido a la exposición de la misma al sol a lo largo de los años. Inevitablemente, paseando o en nuestra actividad diaria, el sol incide en nuestra piel, y esto va dejando huella a lo largo de los años. El fotoenvejecimiento será mayor en aquellas personas que hayan pasado mucho tiempo desarrollando actividades al aire libre que en aquellas que han pasado más tiempo en el interior o con protección solar.

AL igual que nuestro cuerpo, la piel, simplemente por el paso del tiempo envejece. Sin embargo, el efecto del sol en el envejecimiento de nuestra piel puede ser incluso más relevante que el debido propiamente al paso de los años.

Los signos más característicos del fotoenvejecimiento son las arrugas, y las manchas, así como la atrofia de la piel (es decir, el hecho de que la piel se vaya tornando progresivamente más final y frágil).

Tradicionalmente se han achacado todos estos cambios en la piel al efecto de la radiación ultravioleta del sol, pero en los últimos años se ha visto que igualmente la luz visible, así como los infrarrojos juegan un importante papel en esto. Los rayos de sol directamente dañan en ADN de las células de la piel, lo cual aumenta el riesgo de cáncer de piel. Por otro lado, indirectamente inducen un aumento del estrés oxidativo, que igualmente lleva a los signos de fotoenvejecimiento ya mencionados.

Por esto es muy importante utilizar filtros solares diariamente, que cubran un amplio espectro de la luz solar, idealmente UV, infrarrojos y luz visible. Los fotoprotectores disponibles en el mercado, suelen indicar el factor de protección frente a UVB, y todos tienen la obligación de llevar cierta protección UVA: Sin embargo no todos filtran la luz visible y los infrarrojos. Si además, a esto le añadimos agentes antioxidantes, el efecto preventivo del fotoprotector será óptimo.

Publicaciones recomendadas

Deja un comentario