Fotoprotección con color en las pieles acnéicas para cubrir las imperfecciones, por la Dra. Cristina García Millan

 En Habla el Experto

Esta semana nos visita al #BlogHeliocare para hablarnos de piel acneica, la Dra. Cristina García Millán (@Dermagmillan), especialista en Dermatología, en Grupo Pedro Jaen. Experta en láser para rejuvenecimiento, dermatología estética y dermatología infantil.

El acné es una de las enfermedades que con mayor frecuencia vemos en la consulta y es una patología con un alto índice de curación, sobre todo si lo abordamos de forma precoz. Debemos ser conscientes de la importancia de realizar un tratamiento adecuado y precoz ya que puede ocasionar problemas de autoestima y ansiedad sobre todo en adolescentes. En algunos casos, cuando las lesiones de acné se han resuelto, persiste la tendencia de la piel a tener “brillos” o granitos en alguna ocasión

Es frecuente que las personas con pieles con tendencia acneica tiendan a evitar las cremas con filtro solar por encontrarlas demasiado grasientas o por miedo a que empeore el acné. Sabemos que la exposición solar moderada puede puede resultar beneficiosa para los síntomas del acné. Sin embargo, una exposición excesiva puede provocar empeoramiento del acné y ocasionar brotes en las semanas posteriores.

Las pieles con acné precisan un protector solar adecuado y que se adapte a las necesidades de cada paciente. Además, muchos filtros específicos para pieles acnéicas contienen ingredientes seboreguladores y matificantes para que resulten cosméticamente idóneos. La combinación de estos activos reduce la apariencia de brillos propios de las pieles grasas y evita el exceso de producción sebácea.

En contra de lo que se piensa habitualmente, las pieles con tendencia acneica precisan protegerse del sol, con un índice FPS50+. Si aplicamos un protector solar en las pieles con acné evitaremos que queden marcas pigmentadas en el futuro e incluso podemos mejorar el aspecto de la piel con los filtros que contengan los ingredientes adecuados. Si al fotoprotector específico para pieles con acné o con tendencia acneica añadimos color podemos camuflar las lesiones, aportando un mayor beneficio cosmético. Algunos productos contienen esferas de pigmento, lo que ayuda a generar un tono uniforme en todo el rostro y a disimular las rojeces asociadas a las lesiones inflamatorias de acné.

Los filtros químicos de amplio espectro suelen estar compuestos por partículas orgánicas (avobenzona y oxibenzona) y en mayor o menor medida añaden partículas minerales. Estos compuestos absorben la radiación ultravioleta debido a su estructura molecular y se degradan con el tiempo de exposición solar.

Los filtros físicos contienen partículas minerales (óxido de zinc o de titanio) y ejercen su efecto protector reflejando la radiación solar. No penetran en la piel, y su capacidad irritante es menor por lo que podríamos indicarlos en aquellas personas con piel muy reactiva o que tengan alergia a los filtros químicos convencionales. Otra característica de estas formulaciones es que perduran durante más tiempo, debido a su composición, por lo que son más resistentes a la fricción y al agua. Algunas fórmulas pueden resultar demasiado densas y en ocasiones se observa cierta sequedad en cara y cuello de pacientes con piel reactiva. En estos casos y de forma habitual, suele resultar de utilidad aplicar una crema emoliente 30 minutos antes del protector solar. De esta forma minimizaremos el efecto secante del filtro sin diluir su capacidad protectora.

En cuanto a las propiedades cosméticas de estos filtros físicos, cada vez podemos encontrar en el mercado productos mejores y texturas más ligeras, dado que las partículas minerales que componen estos filtros son cada vez de menor tamaño.

 

Publicaciones recomendadas