Abrir el Menú Móvil

HELIOCARE

Contra los radicales libres, antioxidantes

Imagen post antioxidantes

Fruto de numerosas investigaciones, a día de hoy se sabe que tanto la radiación ultravioleta como la visible, incluso la radiación IR-A son responsables de la generación de radicales libres. Hoy en “Vida al Sol” hablaremos del papel que realizan los antioxidantes en la piel, como equilibrio frente a estas “moléculas desacopladas”. Ocasionadas por una exposición prolongada a la radiación solar, la contaminación ambiental, el tabaco o una dieta con excesos de grasas.

 

Que os parece si para empezar, aclaramos, que son los radicales libres. Realmente son moléculas de oxigeno inestables que han perdido un electrón y que al intentar robarlo a otra molécula inician una reacción en cadena. La generación de estos radicales libres es un proceso fisiológico normal y en parte beneficios para nuestro organismo. Por ejemplo son los encargados de la eliminación de agentes infecciosos o la creación de diferentes hormonas necesarias para vivir.

 

Pero factores como una excesiva exposición solar, provocan un aumento en la producción de estas moléculas causando un desequilibrio, que ocasiona una situación cuyo inadecuado control conlleva a efectos perjudiciales para nuestro organismo.

 

Mediante un conjunto de sustancias “ricas en electrones”, que pueden por lo tanto donarlas a estas moléculas inestables, para garantizar la estabilidad logramos equilibrar de nuevo la situación, a este grupo de elementos se las denomina antioxidantes.

 

Que os parece si hacemos un recorrido por las más importantes:

 

 

Fernblock®

 

Es el extracto de Polipodyum Leucotomos (EPL) un helecho tropical de America Central que en su paso de la vida acuática a la terrestre desarrolló mecanismos de autodefensa y reparación frente al sol. Antes de que los mayores expertos mundiales investigaran sus propiedades, la tribu de los Chorotegas en Honduras ya utilizaba sus singulares propiedades. Es el principio activo de la línea Heliocare.

 

Té verde

 

Un antiguo proverbio chino reza: “Es mejor pasar tres días sin comida que uno sin té”

Sus beneficios, para la salud se conocen desde hace siglos, pero sólo recientemente se han estudiado científicamente.  La prestigiosa Harvard Medical School publicó en 2004 un artículo reconociendo el potencial de esta bebida como complemento para la salud.

 

El ácido ferúlico

 

Es de origen vegetal y se encuentra, entre otras especies, en las aceitunas y en las moras. Un factor primordial es que protege a la piel de los daños ocasionados por los rayos ultravioletas.

 

El ácido caféico

 

El ácido caféico es un ácido que no está presente sólo en el café, sino en una gran cantidad de plantas comestibles y no comestibles, la corteza de Eucalyptus, el helecho de agua dulce o en el hongo Phellinus linteus contiene este poderoso antioxidante

 

Vitaminas

 

En la alimentación existen distintas vitaminas que cumplen esta función. Os mostramos cuáles son las principales y en qué alimentos podemos encontrarlas:

La vitamina C, fuente de energía y luminosidad regenera, hidrata e ilumina la piel. La encontramos  en alimentos como naranjas, piñas, manzanas, tomates, espinacas, entre otros.

La vitamina E, protege al organismo contra los efectos del envejecimiento. La podemos encontrar en alimentos tales como aceites vegetales, huevos, nueces, vegetales de hoja verde y cereales integrales

 

 

Como conclusión y para terminar existen una serie de efectos que tiene el Sol que llamamos invisibles pero mediante el uso de fotoprotectores en tiempo y forma adecuados y una dieta equilibrada rica en frutas podremos disfrutar con total garantías de una “Vida al Sol”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *