Abrir el Menú Móvil

HELIOCARE

Hablamos de ropa y protección solar

Imagen post

Hoy queremos en “Vida al Sol” plantearnos una pregunta ¿Llevar ropa es garantía de protección frente a la radiación solar?

 

Pues no siempre, para empezar, debemos tener en cuenta los siguientes factores:  el color, el tipo de material, la densidad de las fibras y el grosor.

 

Por ejemplo tejidos como el algodón y el lino protegen menos que el nailon, lana, seda y poliéster. El color cuanto más oscuro la protección aumenta. Y la densidad y el grosor cuanto mayor, menor capacidad tendrán los rayos del sol de atravesarlos.

 

Esto quiere decir si analizamos estos datos que la ropa que empleamos en verano es la que menos protege frente a la radiación solar. Ya que la prenda típica es de algodón, con colores claros y fina. Por eso es siempre recomendable aplicarnos un fotoprotector bajo la ropa, a no ser que usemos prendas especiales que nos garanticen protección solar.

 

Estas prendas tienen que indicar, su capacidad de protección solar y viene expresada como Factor de Protección UV (UPF). Y se calcula midiendo la transmisión de las radiaciones UVA y UVB a través de un tejido, mediante un espectrofotómetro.

 

En definitiva, la fotoprotección consiste en una serie de estrategias, encaminadas a disminuir los efectos adversos de las radiaciones solares, que  podemos resumir en tres líneas básicas que siempre debemos tener en cuenta:

 

1. Evitar o reducir la exposición solar.

2. Aplicar o ingerir sustancias fotoprotectoras.

3. Uso de ropa y complementos protectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *