Abrir el Menú Móvil

HELIOCARE

Guía Vida al Sol: La Dra. María Vitale nos habla de horarios

posthora

No es lo mismo exponerse al sol a las 9 de la mañana que a las 12; en Noruega que en la Costa del Sol;  en verano que en invierno…. 

 

El hecho de exponernos al sol en diferentes lugares de la geografía mundial, diferentes estaciones y a diferentes horas durante el día, presenta grandes diferencias.

Los niveles de radiación UV que alcanzan la superficie terrestre están condicionados por la hora del día, posición geográfica (latitud) y la época del año , pero también por el nivel de la capa de ozono, la nubosidad y la altitud sobre el nivel del mar, entre otros.

 

Por ejemplo, respecto la latitud, en las regiones tropicales en que el sol se encuentra cerca de la vertical en los meses de verano los niveles de radiación UV son muy altos. Por el contrario, en las regiones polares la elevación del sol  incluso en verano es poca y los niveles de radiación debidos a este efecto son bajos o moderados. Es decir, recibimos mayor radiación en la Costa del Sol que en Islandia. Respecto la altitud, mientras mayor sea la altitud del lugar, menor es la atenuación de los rayos del sol por la atmósfera, por lo que la radiación UV será mayor que a nivel del mar, es decir tenemos mayor radiación en la montaña que en el mar.

 

Respecto los horarios, las horas de mayor incidencia se centralizan entre las 11hs y las 17 hs, horario en que tenemos que evitar el sol o tomar estrictas medidas fotoprotectoras. También tenemos que tener en cuenta que la radiación atraviesa las nubes y el agua y que es reflejada en distintas superficies como la nieve o la arena, en mayor porcentaje y la hierba, el agua o el asfalto, en menor porcentaje.

 

La disminución de la capa de ozono implica que mayor cantidad de radiación ultravioleta está llegando a la superficie terrestre. La disminución del 1% de la capa de ozono, incrementa en 1 a 2% la radiación Ultravioleta B en la tierra y la consecuencia es el incremento del riesgo de padecer cáncer de piel entre 2% y 4%.

 

Por todos los factores mencionados debemos ”Fotoprotegernos con ConCiencia”:

 

-. Elige un fotoprotector de amplio espectro y con SPF superior a 30. Es importante consultar a tu dermatólogo cuál es el fotoprotector más indicado para ti.

 

-. Aplícalo 30 min antes de la exposición al sol.

 

-. Aplícalo de manera uniforme en TODA la superficie corporal expuesta.. No olvides zonas como las piernas, el cuello o las orejas!!!.

 

-. Aplícalo en cantidad suficiente.(Al menos, dos cucharadas de sopa del fotoprotector en áreas expuestas, dependiendo de la superficie corporal individual).

 

-. Re-Aplícalo cada dos horas. Debido a la sudoración, la inmersión en el agua y el uso de ropa y toallas, gran parte del fotoprotector es removido y por ello es necesario re-aplicarlo para mantener su eficacia.

 

-. Busca la sombra en los horarios de mayor incidencia solar y ponte ropa fotoprotectora adecuada como sombreros de ala ancha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *