Abrir el Menú Móvil

HELIOCARE

Diario de a bordo de Pablo Arrarte: Nueva Zelanda

postpablo3

Hoy en “Vida al Sol” queremos compartir las últimas noticias que hemos recibido de Pablo Arrarte, tripulante español del equipo holandés Team Brunel.

 

Lunes 16 de Marzo, son las 23:00 en Nueva Zelanda y aun estamos en tierra. La salida estaba prevista para ayer, pero debido al Ciclón Pam, la organización se ha visto obligada a retrasar la salida.

En la zona centro de este ciclón se han visto rachas de viento de mas de 300 km/h, es un buen motivo para intentar evitarlo.

Si hubiésemos salido ayer, hoy estaríamos inmersos en el centro de este fenómeno atmosférico de escala 5. (Ciclón, Tifón y Huracán, es lo mismo pero dependiendo donde suceda, es nombrado de una forma u otra)

La salida esta prevista para el Miércoles a las 9:00 am en NZ, 21:00 del Martes en España.

Este Ciclón tiene unas olas enormes de mas de 15 metros y vientos de mas de 300 km/h. Nadie sabe que pasaría si estuviésemos ahí, pero mas de una desgracia seguro. No hay ningún barco de regatas preparado para afrontar esas condiciones y me atrevería a decir que raro será si existe alguno de cualquier tipo.

Normalmente estos Ciclones se pueden predecir con varios días de antelación. Si nos encontrásemos en mitad del mar y vemos que se acerca o nos acercamos a uno, desviaríamos la ruta para evitarlo o buscaríamos un lugar de resguardo. Somos conscientes que adentrarse y ser caminase podría terminar en tragedia.

En esta ocasión, como estaba situado al NE de Nueva Zelanda y necesitamos pasar por allí para salir de aquí hacia Brasil vía Cabo de Hornos, era imposible evitarlo, ese es el motivo del retraso de la salida.

El miércoles cuando salgamos ya habrá pasado y tendremos viento un poco suaves y podremos empezar la etapa mas tranquilos.

Esta etapa tiene unas 6000 millas y navegaremos la mayor parte por el pacifico sur. Es el Océano mas bravo que existe. Las condiciones que tendremos serán:

 

Noches largas, mucho frío, mucho viento y olas muy grandes.

 

Esto implicara que pasaremos mucho frío, la navegación nocturna será muy complicada en la oscuridad, estaremos mojados gran parte del camino, pasaremos hambre, sueño…..

Dentro del barco, debido a la condensación el techo y las paredes estarán empapadas y parece que llueva…

No son muy agradables todas estas cosas, pero si que es cierto que navegar por el día es muy divertido. Seria estupendo navegar por el día y por la noche dormir en cama, en casa, jejejej

 

Nuestro objetivo es buscar el podio. Las dos ultimas etapas no fueron muy bien así que tenemos que apretar. Aun seguimos segundos y tenemos que acercarnos a los dos primeros.

 

Prioridad al llegar a Brasil dentro de unos 21 días, llegar, llegar sano y en el podio!

 

Un abrazo y disfrutad de los lujos de la vida cotidiana los próximos 21 dias!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *