Abrir el Menú Móvil

HELIOCARE

El albinismo en África, por la Dra. Lorea Bagazgoitia

Loreapost

Hoy nos vuelve a visitar a nuestro blog, la Doctora Lorea Bagazgoitia, dermatóloga de Madrid y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), de la International Dermoscopy Society (IDS) y de la International Society of Teledermatology (ISTD).

Además la doctora, es creadora de Blog de Dermatología-Dra. Lorea Bagazgoitia. Os animamos a visitar este blog que desde una perspectiva cercana y accesible, pero con un gran rigor científico nos acerca a la Dermatología General, Pediátrica y Estética.

En esta ocasión la Doctora Bagazgoitia, nos va hablar, de la comunidad de albinos en África.

El albinismo oculocutáneo es una enfermedad genética que consiste en la ausencia de pigmento en la piel, así como ciertos defectos en la vista. Esta enfermedad, paradójicamente es mucho más frecuente en África que en nuestro medio. En los últimos tiempos en los medios se habla de su estigmatización, marginación así como persecución en ciertos países africanos (sobre todo Tanzania). Muchos curanderos locales promulgan la idea de que poseer una parte del cuerpo de una persona con albinismo o un hueso suyo puede traer buena suerte o riqueza. Esto causa un número indeseable de asesinatos; sin embargo, el asesino real de las personas con albinismo es el sol.

Las personas con albinismo, al carecer de melanina, no tiene protección natural ante el sol, con lo que se queman repetidamente a lo largo de sus vidas y sufren con mucha frecuencia cáncer de piel, lo cual acorta su esperanza de vida a los 30-40 años.

Desde el año 2008 he tenido la oportunidad de acudir al Regional Dermatology Training Center de Moshi, en Tanzania a operar a personas con albinismo y cáncer de piel. Nuestra tarea no ha consistido solo en operar, sino también en formar a dermatólogos y cirujanos locales en las técnicas quirúrgicas óptimas en cada caso. La evolución, aunque lenta ha sido motivadora: en nuestro primer viaje, los doctores africanos apenas realizaban ninguna cirugía, mientras que a día de ello, son ellos quienes se encargan de operar a los pacientes que lo necesitan.

Además en estos años he podido conocer el desarrollo y la creación de Kilisun, una crema de fotoprotección que se produce localmente y contribuye a la prevención del cáncer de piel de estas personas en el contexto de un extenso programa de educación y concienciación,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *