Crónica de una aventura por el Círculo Polar Ártico

 En Estilo Heliocare

La expedición Polar Raid Universitario tiene como principal objetivo mostrar la realidad medioambiental y cultural de las regiones polares y subpolares del planeta a través una serie de expediciones dirigidas a la comunidad universitaria. Hoy en #FernBlog nos cuentan su experiencia, Skywhoppers, equipo patrocinado por Heliocare.

Todos teníamos en mente esas últimas palabras atribuida a Marco Polo, referidas a los extraordinarios viajes que se narraban en su “Libro de las Maravillas”. Si bien nuestro destino era diferente al suyo, la premisa la teníamos clara, y contábamos con varias horas de vuelo para interiorizarla, varios días para probarla, y, con suerte, el resto de la vida para recordarla.

Sin embargo, no podría haber existido tiempo de reflexión suficiente que permitiera prepararnos para el carácter tan salvaje de las tierras laponas. Lejos de ser el paraíso húmedo que es en verano, el clima gélido del Círculo Polar Ártico era un recordatorio continuo de la fortaleza del ser humano para sobreponerse a las condiciones más adversas y sobrevivir. Y así lo hacían los nativos de la Laponia finlandesa, los Samis, que con miles de años de historia en esas tierras, habían desarrollado una relación con la naturaleza de la cual queríamos aprender y nutrirnos. Pretendíamos empaparnos de sus costumbres y métodos de supervivencia.

Desde hacer iglús y zanjas para pasar la noche al raso hasta perforar la gruesa capa que nos separa del agua en un lago helado con el fin de iniciarnos en la pesca polar. Aprendizajes y vivencias que entonces pudimos compartir al abrigo del fuego de campamento, único vínculo con la comodidad del calor, amenazado por unos -15º bajo cero. Auroras boreales recorriendo el oscuro cielo sobre nuestras cabezas, tornando en colores verdes y violetas… Una naturaleza tan sobrecogedora y distinta a la que conocíamos que se quedará con nosotros allá donde vayamos.

En una época del año en la que el deshielo de la primavera iba persiguiendo las nevadas del invierno, no pudimos tener mejor compañero de viaje que Heliocare. El mismo Sol que unos meses más tarde iba a provocar el mágico fenómeno del “Sol de Medianoche”, ahora se reflejaba en la nieve plana y creaba un lecho tan impresionante como cargado de un espectro de radiación cada vez más amplio e intenso.

Ahora que la aventura ha terminado –y preparando ya la próxima expedición- queremos agradecer todo el apoyo recibido por Cantabria Labs y la organización de la Polar Raid.

¡Nos vemos en la próxima aventura!

Publicaciones recomendadas

Deja un comentario

(*)Los datos facilitados son responsabilidad del GRUPO CANTABRIA LABS.
Sus datos serán utilizados para: resolver su consulta, la gestión de su candidatura ante las posibles vacantes, y/o permitirle incluir comentarios en nuestro blog. La empresa no tiene previsto realizar ninguna cesión salvo que fuera necesaria la comunicación a otras empresas del GRUPO CANTABRIA LABS para resolver la consulta o si su perfil se ajustara a alguna vacante existente en alguna de las empresas del GRUPO CANTABRIA LABS. Le informamos de que puede acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos, solicitar su supresión, limitación al tratamiento, portabilidad u oposición al tratamiento de los datos con las finalidades apuntadas en cualquier momento mediante el envío de un email a lopd@cantabrialabs.es. Para más información puede acceder a nuestra Politica de Privacidad

Heliocare 360, un cuidado para cada miembro de la familia.